El pasado 21 de Abril tuvo lugar el pleno del Ayuntamiento, el primero desde que se decretó el Estado de Alarma y que fue solicitado por los grupos de la oposición, quienes hemos renunciado a las indemnizaciones (cobrar por asistir).

El Pleno ordinario del mes de Marzo, que se tenía que haber celebrado el día 26, se canceló debido al Estado de Alarma decretado por el Gobierno. No obstante, múltiples administraciones se adaptaron a la nueva realidad celebrando plenarios telemáticos.

Desde Montgat en Comú Podem somos conscientes de la excepcionalidad que estamos viviendo con la crisis sanitaria del COVID19, una pandemia que ha desbordado a cualquier administración. Pero ese no debe de ser excusa para obviar el debate político de los diferentes grupos.

Estamos en la sexta semana del Estado de Alarma, durante estas semanas desde Montgat en Comú Podem, conjuntamente con el resto de fuerzas de la oposición, tendimos la mano al equipo de gobierno con una primera propuesta de medidas  para abordar la crisis. Desde el equipo de gobierno no se nos ha contestado, incluso tuvimos que pedir por instancia que se convocaran la Junta de Portavoces y el Pleno extraordinario del 21 de abril, el cual tuvo como  punto  central del orden del día el debate sobre la crisis del COVID19.

A nuestro entender, el pleno estuvo vacío de contenido por parte del equipo de Gobierno, tanto en el fondo como en las formas,  no esperábamos mucho más vistas las reticencias del Gobierno para convocar la sesión. Se ofreció información sobre actuaciones realizadas durante estas semanas que al final tenían un carácter ordinario.

Consideramos, y así se lo hicimos saber al equipo de gobierno, que lo que toca ahora y lo que necesita nuestro pueblo son medidas concretas en términos de ayuda para paliar la crisis económica que ya tenemos encima, no basta solo con flexibilizar los pagos de los diferentes tributos.

Les hicimos saber que en tiempos de crisis no se puede obviar el debate, no es de recibo que tengamos que haber pedido un pleno extraordinario y nos contesten con la cancelación del pleno ordinario de Abril.

¿Dónde se ha quedado la transparencia y el diálogo que enarbolaban el día de la Moción de Censura?

Pedimos e insistimos en  que se recobre la normalidad democrática.